misionpyme.com
misionpyme.com
Slide background

Los siete mitos de la sostenibilidad empresarial

Crecimiento empresarial sostenible

Trabajar con perspectiva de sostenibilidad es tener una mirada del negocio desde tres ópticas: la ambiental o la relación entre la organización y el entorno; la social o la interacción entre la empresa con sus grupos de interés en busca de su bienestar, y la económica para generar valor compartido. Sin embargo, se han creado mitos sobre este concepto que es necesario superar para alinear la estrategia de la empresa con un propósito profundo.

Juan Pablo López, líder del Centro de Conocimiento Portafolio Verde, Vestigium, identificó algunos de estos mitos, además de las acciones que se pueden realizar para derrumbarlos y las iniciativas que se deben tener en cuenta para que una empresa sea sostenible.

Este entrenamiento virtual te puede interesar
El marketing digital como herramienta clave de los negocios sostenibles Regístrate aquí

Mito 1: Ser sostenible significa reciclar

Falso. El reciclaje es solo una de las acciones que las organizaciones pueden tomar para ser sostenibles desde el punto de vista ambiental. También pueden, por ejemplo, ser eficientes en términos energéticos o en el uso del agua y medir la huella ambiental que generan. Incluso, pueden apostar por acciones que las hacen sostenibles a nivel social, como establecer condiciones laborales que garanticen todos los derechos de sus trabajadores y les brinden mejoras en su calidad de vida.

Mito 2: Ser sostenible es muy difícil

Falso. Una empresa puede ser sostenible hoy al apagar sus luces o usar menos cartón en sus empaques. Lo difícil es mantener esas acciones o estrategias en el tiempo. Esto solo se logra cuando la sostenibilidad se ejecuta de forma consciente y cuando se implementan prácticas consistentes que consoliden ese propósito. Lo principal es contar con una estrategia de sostenibilidad que le permita a la empresa identificar los asuntos estratégicos y relevantes que debería estar gestionando y a través de los cuales puede generar un mayor impacto social y ambiental.

Este blog puede ser de tu interés📌
El enfoque de los negocios debe ser la sostenibilidad

Mito 3: Ser sostenible es un gasto

Falso. Depende desde qué perspectiva se analice la sostenibilidad: si una empresa quiere realizar un cambio tecnológico que le permita reemplazar la energía eléctrica por energía solar fotovoltaica, necesita recursos, pero esto no solo se traduce en la generación de un menor impacto en términos ambientales, sino en ahorros de dinero a futuro. Así mismo, algunas acciones ambientales, también impactan positivamente en la reducción del gasto, como por ejemplo: reducir el consumo de agua, energía, consumo de papel, entre otros. 

La sostenibilidad se logra cuando se ejecuta el modelo de negocio de forma que integre criterios ASG de forma consciente y cuando se implementan prácticas consistentes que consoliden ese propósito.

Mito 4: Los productos sostenibles son costosos

Falso. Usualmente, en la producción de ciertos bienes se usan insumos de bajo costo, pero que terminan generando un impacto ambiental o social negativo. Los negocios sostenibles, en cambio, pueden usar insumos más costosos que ofrecen una mayor protección para el entorno o para la salud de las personas que fabrican los productos o los consumen. El beneficio económico es acumulativo. De igual forma, los grupos de interés están dispuestos a pagar un poco más así los productos sean más costosos, siempre y cuando garantice un cuidado al medio ambiente o un beneficio a la sociedad.

Mito 5: Los consumidores compran lo que necesitan, no lo sostenible

Falso. Los negocios sostenibles, como los demás, dependen de la relación entre la oferta y la demanda. Si se quiere incursionar en un mercado que le apuesta al triple impacto, entonces hay que hacerlo bajo la conciencia de ofrecer productos o servicios amigables con las personas, las comunidades y el planeta, de manera que el consumidor perciba esos valores y beneficios.

Mito 6: Una golondrina no hace verano

Es probable que una empresa sienta que su estrategia de sostenibilidad no va a cambiar el mundo. En ese caso, debe saber que 193 países se comprometieron con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Es decir que, ahora mismo, hay millones de ciudadanos y empresas que están haciendo aportes para su cumplimiento y que todos cuentan. Las acciones que realizamos todos, contribuyen al progreso de nuestro país y todos podemos ser multiplicadores de practicas sostenibles.

Mito 7: Lo podemos hacer todo

Falso. Para comprometerse con la sostenibilidad una empresa no debe cambiar su objeto misional o su actividad económica. La sostenibilidad debe ser una filosofía tan transparente y sencilla que no debería requerir mayor esfuerzo en su adopción ni generar conflictos en procesos o áreas. Por el contrario, debe verse como un medio para vincularlas. También resulta fundamental, identificar acciones relevantes para la empresa, que estén alineados con su estrategia, donde se genere el mayor impacto económico, ambiental y social.

Haz parte de la comunidad de empresarios conscientes
Si quieres ser un líder consciente o estás en camino de serlo, te invitamos al entrenamiento virtual gratuito que dictó Juan Pablo López, líder del Centro de Conocimiento Portafolio Verde, Vestigium. Puedes verlo haciendo clic aquí 🎥 https://bit.ly/3d65Dwf