Prepárese bien para el cierre fiscal y contable de su empresa

5 de diciembre de 2023

El cierre fiscal y contable de fin de año es clave porque da como resultado los informes financieros que se presentarán ante los accionistas y los bancos. También son la llave para participar en los procesos de licitación o contratación en el sector público y privado.

Mientras la mayoría de los colaboradores de las empresas se disponen a disfrutar de las novenas y las celebraciones de fin de año, el equipo administrativo y contable se prepara para enfrentar el mayor desafío del año: el cierre contable y fiscal del 2023.

Este proceso, que usualmente se inicia a mediados de diciembre y concluye hacia el 10 de enero, se debe planificar de manera organizada para evitar desgastes innecesarios de los trabajadores, así como prevenir errores en las declaraciones de impuestos que pueden acarrear sanciones y multas.

¿Por qué es importante el cierre fiscal y contable? Porque este proceso da como resultado los informes financieros que serán presentados a los accionistas de la empresa en la Asamblea a realizar antes del 30 de marzo, según lo determina la ley. El motivo por el cual el cierre se debe realizar con antelación es poder presentarlos a la Gerencia y a la Junta Directiva para su respectiva revisión y aprobación.

Implicaciones del cierre contable y fiscal

De acuerdo con Viviana Barbosa, contadora con especialización en Ciencias Tributarias y más de 15 años de experiencia en el manejo de impuestos y revisoría fiscal de empresas nacionales e internacionales, el cierre contable y fiscal implica revisar con mayor detalle cada una de las partidas del balance y el estado de resultados de la empresa para garantizar que toda la información  quede registrada en el periodo correspondiente.

Esto requiere también hacer un análisis y reclasificación de algunas partidas como provisiones y anticipos. Es así como durante el cierre contable y fiscal se deben revisar todas las partidas conciliatorias para validar que, por ejemplo, el saldo contable de bancos coincida con lo reportado en los extractos que se descargan desde la página de la entidad.

De acuerdo con la experta, la información que se revisa durante el proceso de cierre es la base para la preparación y el pago de los impuestos a cargo de la empresa, como Renta, ICA, IVA, retenciones, impuestos distritales, medios magnéticos nacionales y distritales, precios de transferencia, activos en el exterior e impuesto al patrimonio. A partir del cierre contable y fiscal las empresas pueden determinar también el monto de las devoluciones tributarias o descuentos que podrían hacer efectivos y tener todos los soportes requeridos para que el proceso se realice de manera automática ante la DIAN, una vez se haga la presentación de la declaración de renta.

Influencia en la planeación financiera

Este cierre también tiene implicaciones importantes en la planeación financiera de las empresas, pues genera los indicadores con los cuales la empresa tendrá que solicitar financiación a los bancos o presentarse a procesos licitatorios en el siguiente año fiscal.

“Este es un punto crítico que muchos empresarios no toman en cuenta cuando se realiza el cierre contable y fiscal, pero que resulta clave porque los informes entregados deben reflejar la realidad financiera de la empresa a partir de la correcta clasificación de los pasivos de corto y largo plazo en las partidas correspondientes a pasivo corriente y no corriente”, asegura la experta.

En suma, el cierre contable y fiscal proporciona una visión general de la situación del negocio y se constituye en una herramienta valiosa para la toma de decisiones y la planificación del 2024.

compartir