Trabajo flexible, cuidado con la seguridad de tus datos

26 de abril de 2024

Trabajar desde casa o en otros lugares fuera de la oficina mediante el uso de internet puede exponer a las empresas a riesgos de seguridad con sus datos que comprometen información crítica del negocio. ¿Cuáles son estos riesgos y cómo prevenirlos? Aquí te contamos.

¿Quién no ha tenido que trabajar desde casa para terminar una tarea que quedó pendiente en la oficina? ¿O cuántos empleados no han debido trabajar desde otros lugares debido a eventos empresariales?

Estas situaciones son comunes en diversos equipos de trabajo y son posibles gracias al internet que permite acceder a la información de la empresa en la nube, al correo electrónico corporativo y demás plataformas desde cualquier lugar.

A pesar de ser muy conveniente, el trabajo remoto conlleva serias amenazas para la seguridad de los datos sensibles y la información de las empresas. Por eso, es importante conocerlas para blindarse ante posibles ataques cibernéticos.

Eduardo Chavarro, director del Equipo de Respuesta a Incidentes para América de la multinacional de seguridad informática Kaspersky, explica que uno de los principales riesgos es la exposición en línea de los servicios de acceso remoto. 

“Al abrir la ‘puerta de acceso’ al internet, el servicio se vuelve vulnerable a ataques casi instantáneos por parte de hackers que utilizan métodos automatizados y manuales para encontrar y aprovechar cualquier debilidad de ciberseguridad de la empresa”, asegura.

Por otro lado, el experto señala que cuando los colaboradores acceden a redes inseguras para trabajar en línea, existe la posibilidad de que los atacantes intercepten la información transmitida.

VPN: un escudo digital sin fronteras

Una de las alternativas más efectivas para evitar estos riesgos y proteger los accesos y la seguridad de los datos sensibles de las empresas son las redes privadas virtuales, conocidas como VPN por sus siglas en inglés.

Las VPN son una tecnología que proporciona una conexión segura y privada entre los dispositivos y un servidor remoto que brinda acceso a la red, al recurrir a recursos empresariales desde cualquier lugar. De esta manera, se protege la información confidencial de la empresa y se facilita la colaboración entre los colaboradores sin importar dónde se encuentren.

“Esta herramienta cifra todos los datos de los usuarios, es decir, los convierte en un texto incomprensible, de manera que si un atacante tiene acceso a la red y logra interceptar la información, no podrá descifrarla sin las credenciales, aplicaciones o configuraciones de conexión adecuadas. Esto reduce significativamente el riesgo de amenazas cibernéticas”, aclara el experto en ciberseguridad de Kaspersky.

Las principales ventajas de contar con una VPN en las empresas incluyen la protección de la información transmitida, el acceso exclusivo a recursos autorizados, la utilización de internet y redes existentes como canales de comunicación sin necesidad de configurar nuevas infraestructuras tecnológicas, y la capacidad de gestionar la navegación de los trabajadores y monitorear la actividad para un seguimiento más efectivo. 

Las herramientas complementarias son claves

Eduardo recalca que si bien la VPN es un control efectivo, no garantiza por sí sola la seguridad de la información en todos los aspectos (transmisión, almacenamiento y procesamiento). 

“Es esencial implementar mecanismos de protección en los dispositivos finales o endpoint (computadores de escritorio, portátiles, tabletas, smartphones, entre otros), y en la red para evitar amenazas como archivos maliciosos o comunicaciones con sitios web de dudosa reputación. La utilización de un software de seguridad actualizado es crucial para detectar y eliminar virus, malware y ransomware, tanto en los dispositivos de los empleados como en la infraestructura empresarial”, concluye el director del Equipo de Respuesta a Incidentes para América de Kaspersky.

Una de estas herramientas es «Negocio Seguro», un servicio ofrecido por la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), con el que las empresas pueden acceder a una suite de antivirus y soporte técnico que incluye el software de ciberseguridad BitDefender para múltiples dispositivos, así como análisis, detección y clasificación de ciberriesgos en la web a los que pueden estar expuestos los equipos de trabajo. 

Estas funcionalidades son vitales para evitar ataques cibernéticos y vulnerabilidades en línea que podrían comprometer la reputación del negocio o resultar en pérdidas financieras.

Si te interesa saber más sobre los beneficios de Negocio Seguro que ETB ha diseñado para proteger tu empresa e impulsar su crecimiento, haz clic aquí.

compartir