Conoce cómo sacarle provecho a la exención del 4×1000

15 de mayo de 2024

Quienes realicen operaciones de factoring y leasing están exentos del gravamen del 4×1000. Conoce cómo aplicar correctamente esta exención en tu empresa para obtener un ahorro en el costo de tus transacciones y descuentos tributarios, ya que el 50% de ese tributo es deducible de impuestos. 

Muchas empresas no tienen claro cómo aplicar la exención del 4×1000 o gravamen a los movimientos financieros (GMF), un tributo que deben pagar tanto personas jurídicas como naturales que realicen transacciones por un monto superior a las 350 UVT mensuales, es decir $ 16.472.750 en el 2024. 

Si bien para algunos puede ser un ahorro muy marginal, si se suma el monto de este beneficio con las operaciones de la empresa a lo largo del año, estamos hablando de una suma mínima cercana a $ 1 millón sin contar con el beneficio tributario que se puede lograr, ya que un porcentaje del 4×1000 es deducible de impuestos.

Vale recordar que la reforma tributaria aprobada en el año 2022 (Ley 2277 del 2022) incorporó algunos cambios a este tributo, entre otros, la posibilidad de que todas las cuentas bancarias de personas jurídicas y naturales gocen de este beneficio de exención una vez las entidades financieras colombianas ajusten sus sistemas informáticos para facilitar el intercambio de información oportuno. El 13 de diciembre de este año se cumple el plazo que determinó la Ley para que inicie este proceso.

También es importante tener en cuenta que están exentos de este gravamen los desembolsos efectuados por las compañías de financiamiento o bancos para el pago a los comercializadores de bienes que serán entregados a terceros mediante contratos de leasing financiero con opción de compra.

Lo mismo aplica para las operaciones de factoring, compra o descuento de cartera realizadas por fondos de inversión colectiva, patrimonios autónomos, personas naturales, personas jurídicas, y entidades cuyo objeto sea la realización de este tipo de operaciones y estén legalmente habilitadas para hacerlo.

Estas entidades tienen la posibilidad de aplicar la exención en hasta diez cuentas cuentas corrientes o de ahorro, cuentas de patrimonios autónomos o de encargos fiduciarios, entre otros productos financieros utilizados para este propósito, siempre y cuando tengan como uso exclusivo la realización del pago del fondeo, desembolso y recaudo de estas operaciones.

En el caso particular del factoring, según Elizabeth Bedoya, experta en finanzas y Chief Credit Officer de Exponencial Confirming, todas las operaciones de factoring además de estar exentas del gravamen financiero del 4×1000, se pueden aplicar como descuento tributario.

“Dado el descuento sobre el recaudo asociado a la operación de factoring, las empresas tienen una disminución en la carga impositiva en materia de renta”, afirma Elizabeth.

Para aclarar todas las dudas sobre cómo aprovechar la exención del 4×1000 y otros beneficios tributarios asociados a diversas alternativas de financiamiento, el experto Guillermo Berrío, socio líder de Servicios Externos para Empresas en la firma Crowe Colombia, será el invitado al webinar del próximo jueves 23 de mayo ”Beneficios e implicaciones tributarias del uso del factoring, el leasing y el crédito tradicional en las pymes”. ¡Inscríbete ahora aquí!

 En este espacio, conocerás la respuesta a preguntas como:

  • ¿Hasta cuántas cuentas puede marcar mi empresa para aplicar la exención del 4xmil?
  • ¿Qué operaciones de giro o transferencia no están gravadas con el 4xmil?
  • ¿Qué deducciones tributarias puedo realizar por el 4xmil que paga mi empresa?
  • ¿Qué cambios se hicieron en el impuesto del 4xmil con la reforma tributaria del 2022?

compartir