Los trabajadores tienen la obligación de comunicar a sus empleadores las condiciones que podrían dar lugar a un fuero de estabilidad laboral reforzada

24 de agosto de 2023

No solo los empleadores tienen la obligación de observar los fueros que protegen el empleo de algunos trabajadores, éstos también están conminados a cumplir con ciertos requisitos para activar la protección de esta figura en caso de enfermedad, embarazo, etapa de prepensión y en el caso de madres o padres cabeza de familia en condiciones de vulnerabilidad.

Después de hacer un proceso disciplinario a una de sus colaboradoras por faltas al reglamento interno de trabajo, el director de mercadeo se reunió con la mujer para comunicarle su despido con justa causa. Pero cuando el jefe le entregó la carta de notificación, la empleada le dijo que no podía despedirla porque estaba embarazada y la ley la protegía. ¿Aplica en este caso el fuero de estabilidad laboral reforzada que contempla la legislación colombiana?

Esta fue una de las preguntas que respondió el abogado experto en temas laborales Juan Felipe García, durante el webinar que realizó Misiónpyme para su comunidad conformada por más de 45.000 pequeñas y medianas empresas en todo el país. El socio de Galo Estudio Legal explicó que para la existencia de un fuero es necesario que el empleador conozca con antelación las condiciones que dan lugar a esta protección legal, por lo tanto los trabajadores están en la obligación de comunicar a su empresa todas las condiciones de salud que enfrenta.

El abogado laboralista explicó que en el sector privado colombiano aplican 4 tipos de fueros en virtud del contrato de trabajo, incluso pueden llegar a cubrir a los contratistas personas naturales que prestan sus servicios a las empresas.

Este contenido te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre los procesos disciplinarios en las empresas

“El fuero de estabilidad laboral reforzada tiene la finalidad de proteger de la discriminación en el trabajo de personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad”, explicó el abogado.

La ley contempla 4 tipos de fueros:

  1. Fuero de salud: aplican cuando hay condiciones que afectan la salud física, psíquica o sensorial del trabajador.
  2. Fuero de maternidad y extensión de paternidad: aplica para proteger a la mujer durante el periodo de embarazo y los cuatro meses de la licencia de maternidad, incluso el experto indica que puede cubrir hasta 2 meses adicionales del periodo de lactancia. Este fuero puede ser extensivo al padre de familia que demuestra que es quien provee el sustento de su esposa embarazada dado que ella no trabaja.
  3. Fuero de prepensión: protege a los trabajadores que están cerca de obtener su pensión; en el régimen de prima media se activa hasta 3 años antes de acceder a este beneficio bien sea por número de semanas (1.300) o por edad (57 años para la mujer y 62 años para el hombre). En los fondos privados no aplican los criterios de edad y semanas cotizadas sino el tiempo que le falta al aportante para completar el capital mínimo requerido.
  4. Fuero de madre o padre cabeza de familia: aplica a los trabajadores que son responsables del sostenimiento de sus hijos menores o de personas con discapacidades y que han sido abandonados por su pareja o por su familia en todo lo relativo con el cuidado y manutención de las personas a cargo. 

¿Cómo prevenir riesgos por despedir a un trabajador que estaba amparado por un fuero de estabilidad laboral reforzada?

El experto de Galo Estudio Legal recomienda que antes de terminar un contrato de trabajo las empresas realicen en conjunto con su asesor laboral un mapeo de riesgos en donde se identifiquen aspectos como situación de salud reportada por el trabajador, ausentismo, análisis de la condición de salud del empleado y lo pactado en las cláusulas del contrato laboral y el perfil del cargo, entre otros aspectos.

En cualquier caso, es conveniente también realizar todos los pasos establecidos en el proceso disciplinario dentro del reglamento interno de trabajo para prevenir demandas laborales y otras consecuencias complejas. 

En suma, los empresarios que no identifiquen los fueros de estabilidad laboral reforzada al despedir a un trabajador o que teniendo información clara de su existencia no procedan de la manera adecuada se pueden enfrentar a los siguientes riesgos:

  • Acciones de tutela de reintegro, que incluyen el pago de salarios, beneficios laborales y aportes a seguridad social desde el momento del despido hasta la fecha de reintegro.
  • Demandas laborales por parte del trabajador, que involucran altas indemnizaciones.
  • Posible sanción de 6 meses de salario, en virtud de lo estipulado en la Ley Clopatofsky.
  • Fuerte impacto en el ambiente laboral.

compartir