Chocobrand: un dulce camino hacia la innovación

27 de febrero de 2024

Chocobrand Productos Alimenticios SAS es la fabricante de los pasteles y productos rellenos de chocolate de grandes marcas como Starbucks. Conoce cómo logró abrir mercado con clientes de talla mundial.

Mientras cursaba los últimos semestres de Ingeniería Química, Astrid Morales se apasionó por el mundo de los chocolates. Al graduarse, decidió crear su propia chocolatería a pesar de las dudas de sus colegas y familiares que juzgaron como una locura su sueño de emprender. 

Así, en el año 2000 nació en Bogotá su empresa Chocobrand Productos Alimenticios SAS, más conocida simplemente como Chocobrand. Astrid inició con la venta de chocolates, trufas y bombones, el abrebocas de lo que más adelante se transformó en un amplio portafolio de productos, según contó en una entrevista con The Talent Tree.

Convencida de que la formación y el conocimiento son dos pilares clave para desarrollar una oferta de valor diferenciadora en el mercado, la empresaria viajaba constantemente a Estados Unidos para identificar nuevas tendencias en la industria del chocolate. 

En una de sus visitas, descubrió los chocolates publicitarios, productos ‘vestidos’ con la imagen de una empresa o marca que además de generar una experiencia en el consumidor final, propician la recordación de la empresa que los entrega. 

Viendo el gran valor que esto aporta a los clientes, Astrid amplió su línea de negocio y pasó de vender chocolates a brindar soluciones de posicionamiento de marca con clientes y colaboradores, generando fidelización a través de los beneficios neurofisiológicos del chocolate.

“El chocolate ofrece una experiencia sensorial inigualable. Su sabor, textura y aroma desencadenan respuestas emocionales positivas en quienes lo consumen. Al regalar productos de chocolate como parte de una estrategia promocional, las marcas pueden asegurarse de que sus clientes los asocien con esa experiencia única”, explica Astrid.

Innovación para el crecimiento

Con el propósito de avanzar en la adopción de mejores prácticas de producción y crear nuevos productos, la emprendedora continuó formándose en chocolatería y asistiendo a ferias de talla internacional como ISM Colonia (Alemania), la más importante en la industria de dulces y pastelería a nivel mundial.

Allí, conoció la infinidad de posibilidades que brinda el chocolate y decidió incursionar en la pastelería y la repostería, aprendiendo con los mejores en la industria. Con ese camino recorrido, en 2014 la empresa logró convertirse en proveedora de las tortas de la cadena multinacional Starbucks en Bogotá.

En 2021 dio un nuevo salto y empezó a proveer los puntos de venta de la firma a nivel nacional. Además de duplicar su capacidad de producción Astrid se enfrentó al desafío de alargar la vida útil de los productos que debían enviarse a las otras ciudades.

La solución fue la ultracongelación, un novedoso proceso que garantiza la calidad del producto desde la planta hasta el cliente final. Este desarrollo les valió recibir el Premio Gacela MisiónPyme 2023 en la categoría Innovación para el Crecimiento dado el impacto que la innovación generó en la empresa.

“Ya contamos con un área de innovación y direccionamiento estratégico en la compañía, que actualmente dirijo. Nuestro objetivo para el 2024 y 2025 es seguir creando productos innovadores para imponer tendencias de consumo rentables y respetuosas con el medioambiente, que nos permitan tener un crecimiento sostenible así como atraer y retener al talento humano”, concluye la empresaria.

compartir