6 consejos para superar la iliquidez en tu empresa

23 de mayo de 2024

La iliquidez puede significar el final de una empresa si no se hace lo necesario para pagar los compromisos. La buena noticia es que esto se puede evitar con una planificación adecuada y algunas estrategias puntuales que ayudan a sobrevivir a esta situación. ¡Aquí te contamos!

Para mejorar la liquidez de una empresa se debe analizar y optimizar el flujo de caja. Esto implica llevar un control riguroso de entradas y salidas de dinero, proyectar futuros ingresos y gastos, y ajustar el presupuesto según sea necesario. 

Además, es esencial fomentar una cultura de ahorro y eficiencia dentro de la organización, promoviendo la importancia de la liquidez y la responsabilidad financiera en todos los niveles.

Para lograrlo, las empresas pueden implementar las siguientes estrategias y así evitar que la falta de liquidez se convierta en un problema que amenace su supervivencia:

1. Crear un fondo de emergencia 

Prevenir es la clave para salir de la falta de liquidez, sobre todo cuando el modelo de negocio de la empresa es estacional o cíclico. Un fondo de emergencia con parte de las ganancias de los meses de altos ingresos permite balancear y salir a flote en las temporadas más complicadas para el negocio. 

2. Reducir costos

Los costos de producción muy elevados pueden afectar significativamente la liquidez de la empresa. Hacer un estudio para conocer cuáles son las áreas que necesitan una reestructuración ayuda a tomar decisiones acertadas para minimizar los gastos del negocio.

 3. Optimizar el inventario

Mejorar la gestión de inventario permite cumplir con los pedidos en menos tiempo, realizar los cobros con agilidad y tener una mejor gestión del ciclo de producción. Además, saber cuánto tiempo tiene un producto en el almacén desde el día de su compra para la venta, ayuda a verificar cuánto disminuye su valor y con cuál valor debería liquidarse.

4. Llevar el control de las facturas

Establecer un control de las facturas que están por vencerse, permite saber a qué clientes recordarles que el plazo de pago está cerca. Si la factura ya se venció, la mejor opción es negociar con el cliente.

5. Negociar el pago de facturas

Así como las empresas ofrecen flexibilidad a sus clientes, también pueden pedir el mismo beneficio de parte de sus proveedores. Así mismo, pueden negociar o proponer soluciones donde lleguen a acuerdos las dos partes.

6. Vender las facturas de ventas a crédito 

Esta alternativa se denomina factoring y es muy sencilla de realizar dado que las facturas electrónicas cuentan con todos los requisitos de un título valor y se pueden negociar con diversas entidades.

Una de las empresas que facilita el factoring es Exponencial Confirming, que permite anticipar el pago de las facturas para evitar riesgos de falta de liquidez o de insolvencia.

compartir