5 habilidades blandas para detonar el potencial de tu equipo de trabajo

6 de febrero de 2024

Si una empresa quiere crecer y estar preparada para superar desafíos, la mejor apuesta es desarrollar las habilidades blandas críticas de su equipo de trabajo. Aquí te contamos cuáles son y cómo hacerlo.

Las habilidades blandas son competencias esenciales para que las empresas puedan navegar en entornos volátiles y cambiantes como el actual. Este tipo de ‘skills’ se complementan de manera integral con los conocimientos técnicos y profesionales.

Oscar Javier Jiménez, administrador de empresas con MBA, docente de la Pontificia Universidad Javeriana y de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, destaca 5 habilidades fundamentales para el óptimo funcionamiento de los equipos en el contexto presente. El experto participó en el webinar de la multinacional Michael Page ‘Habilidades 360°, un impulso para tu carrera profesional’.

Las habilidades blandas que sí o sí deben ser desarrolladas en las personas son las siguientes:

Inteligencia emocional:

Tiene que ver con la capacidad de comprender las emociones de los demás, hacerse consciente de las emociones propias y contar con herramientas efectivas para gestionar esas emociones de la manera más adecuada.

Capacidad de resolución de conflictos:

Hace alusión a la habilidad de  entender los problemas para desarticularlos, manejarlos de forma apropiada y generar valor para la organización a partir de ellos.

Habilidades de comunicación:

Se relaciona con poder transmitir mensajes claros de manera efectiva, a través de conversaciones asertivas e incluso mediante la narración de historias y experiencias que permitan conectar con los demás.

Innovación:

Es la capacidad de opinar, generar y ejecutar nuevas ideas, ya sea partiendo de cosas o conceptos existentes y modificándolos, o creando disrupciones. Para ello es necesario tener apertura a lo desconocido y al aprendizaje.

Flexibilidad y capacidad de adaptación:

Se refiere a la habilidad de modificar los comportamientos y procesos necesarios para amoldarse a diferentes situaciones de forma rápida y oportuna, sin poner mayor resistencia ante los cambios requeridos.

¿Cómo desarrollar habilidades blandas en los equipos?

Oscar hace énfasis en que el desarrollo de capacidades en los equipos de trabajo debe hacerse de manera estructurada y no al azar. “Los líderes deben plantearse cuáles son las habilidades que deben tener un mayor protagonismo en su organización y, al mismo tiempo, deben entender cuáles son las expectativas que tienen los colaboradores y su potencial. Hoy tenemos que formar a las personas desde sus propias fortalezas y no desde sus debilidades”, explica.

Considerando ambos aspectos, es posible estructurar un programa de formación que permita trabajar en las habilidades deseadas que aportarán de manera efectiva tanto al desarrollo personal de los colaboradores, como al rendimiento del negocio.

Para lograrlo, el experto sugiere el modelo de aprendizaje corporativo 70:20:10 de Morgan McCall, Robert Eichinger y Michael Lombardo, que consiste en lo siguiente:

  • 70% de aprendizaje experiencial: con prácticas como rotación de cargos, intercambios empresariales y pasantías en otras áreas de la empresa, entre otros.
  • 20% de aprendizaje social o entre pares: con tutorías, retroalimentación positiva y un relacionamiento enriquecedor con colegas, jefes, personas de otras áreas e incluso de otras empresas y sectores.
  • 10% de aprendizaje formal: con cursos cortos, diplomados, certificaciones, gestión del desempeño, entre otros.

Este modelo hace énfasis en el poder de la interacción con los demás pues permite extraer prácticas efectivas evidenciables y aplicarlas en el día a día.

Estas y otras herramientas como las mentorías, la promoción de la innovación abierta y la educación continua, hacen posible que los líderes impulsen el desarrollo de habilidades blandas clave en sus equipos de trabajo, teniendo siempre presente los objetivos de negocio.

compartir